Solicitada en defensa de la industria azucarera tucumana

Solicitada proteccion azucar

El lunes 22 de agosto se publico esta solicitada en defensa de la industria azucarera.

Compartimos las reivindaciones planteadas y sus términos en general con la siguiente observación. Creemos que no esta correctamente formulada la consigna de “rechazar firmemente la pretención de Brasil de ingresar su azúcar para comercializarla en nuestro país”.

Si Macri abre la importación en forma  indiscriminada puede ingresar azúcar más barata tanto de Brasil como de Sudafrica, de Australia, de México, de India etc.  Ya están ingresando frutillas de Polonia y limones, dos productos muy importantes de la producción tucumana,  como tantos otros productos a consecuencia de la apertura de las importaciones. El objetivo principal del actual gobierno es mostrar que pueden bajar la inflación a un dígito.  Para ello recurren a la apertura de la importaciones porque en su teoría, los productos importados,  sobre todo si forman parte de la canasta de bienes de consumo que forma el Indice de Precios al Consumidor (conocido como inflación), aunque vengan con precios fuertemente subsididados por sus países de orígen, son necesarios para evitar que los productores locales suban los precios en el mercado interno.

Si no se  puede subir el precio, nuestra industria, donde el  pequeño y mediano productor depende fundamentalmente del precio en el mercado interno (o que se produzca una importante suba de precios internacionales, cosa poco probable en la actual coyuntura internacional, que favorezca la exportación de los excedentes) no podrán subsistir mucho tiempo más si no se consigue por lo menos duplicar el precio de la bolsa de azúcar para poder afrontar los costos de producción frente a la enorme suba de costos fabriles, transporte, servicios, etc.Por ello, el primer problema de la industria sucroalcholera tucumana no es Brasil, sino Macri.

Dentro de este esquema la estructura productiva no podrá ser sostenido por mucho tiempo más. La actividad sucroalcoholera requiere de una profunda transformación que fundamentalmente sostenga e incremente la participación del pequeño y mediano productor independiente como proveedor de un vasto sistema de destilerías productores de alcohol anhidro destinado a sostener el mercado de energías renovables.

Estamos viviendo una crisis producto del tarifazo de Aranguren con el argumento que deben importar energía y como parte de la solución Macri quiere adjudicar zonas para la producción de energía eólica y solar, a las cuales deben recurrir países europeos como Alemania, Italia, España, etc. porque carecen de los recursos naturales necesarios, pero se sabe que son muchímos más caras e ineficientes que las provenientes de la biomasa. Sin embargo, teniendo todas las posibilidades de sustituir el consumo de combustible fósiles por combustibles líquidos y sólidos a partir de la industria sucroalcoholera, se entregan garantías por U$S 10.000 a inversores extranjeros para que instalen parque eólicos o solares o se habilitan 5 destilerías para producir alcohol a partir de maíz que tiene un rendimiento muy bajo comparado con el  alcohol obtenido a partir de la caña de azúcar. Esto lo puden hacer  los norteamericanos porque tienen 30 millones de Has. sembradas con maíz (superficie equivalente a toda la superficie sembrada con granos en Argentina) y no saben que hacer con todo el excedente, pero es sabido que la ecuación energética no cierra o es negativa, por lo menos con las tecnologías conocidas.

En el año 2014 el Inta publico un estudio según el cual el norte argentino está encondiciones potenciales de incorporar 7,5 millones de has (Brasil tiene en producción aproximadamente 8 millones de Has), sin necesidad de deforestar o crear un impacto ambiental o ecológico relevante a la producción de caña de azúcar, que de implementarse sería de  profunda importancia para el futuro desarrollo de la  región. Sin embargo cuando en el Congreso de la Nación se está discutiendo el  problema energético llama  poderosamente la atención la ausencia de alguna mención al tema de parte de nuestros legisladores. La matriz energética argentina depende en un 85 % de los combustibles fósiles. La  misma puede modificarse significativamente reduciendo la  dependencia de los combustibles fósibles e  incorporando fuentes hidroeléctricas, nucleares y de biomasa para lo cual hace falta la decisión política para planificar e implementar la misma.

El mercado argentino mezcla las naftas con 12% de alcohol. Brasil mezcla por ley en un 22% y tiene un parque automotor casi 5 veces más grande que el nuestro. Todos los motores de Brasil utilizan tecnología flex. Son las mismas fábricas que en Argentina no estan obligadas a usarlo. ¿Porque?. Porque al  habitante de la CABA no gusta que le pongan “alcohol” en el tanque. Sin embargo luego de 25 años de trabajar en el tema hoy los motores flex en Brasil funcionan perfectamente. Y no necesitan  alcohol deshidratado como exige la legislación argentina. Otro absurdo. El alcohol anhidro, que se usa en Brasil,  contiene un 4% de agua, ¡y aún con agua, los motores  funcionan perfectamente!. Que más se  podría pedir que motores funcionando con agua. Sin embargo la ley argentina exige alcohol deshidratado.

En definitiva, la industria sucroalcoholera necesita protección, pero también necesita de una profunda transformación. Protección y transformación en el marco de un proceso de integración que apunte a sostener un poderoso mercado interno de 400 millones de habitantes (y con perspectivas de llegar a  los 600 millones) que el Mercosur (si entre Macri y Temer no deciden liquidarlo para incorporarse a los tratados de libre comercio con EEUU y Europa) podría llegar a proveer. En el marco del mismo se debe negociar con los  distintos actores, porque azúcar no sólo produce Brasil – con precios y difiultades muy grandes tambien a  nivel interno porque no es lo mismo lo que producen las grandes usinas de San Pablo que los pequeños y mediano ingenios de otras regiones y que están en conflicto permanente con los grandes productores de San Pablo – sino también todos los países del Mercosur (Venezuela, Paraguay, Uruguay y Bolivia) por lo que se deben elaborar acuerdos para que todos los  sectores puedan  participar del mercado con condiciones convenientes.

1 pensamiento a “Solicitada en defensa de la industria azucarera tucumana

  1. Quiero destacar que la gira de Macri hacia Europa y EEUU para tratar de “insertarnos” en el mundo equivoco su estrategia, ya que los mismos están en franco recesión en sus economías tanto en la euro zona como la de EEUU. dicho esto los mismos están generando barreras arancelarias muy elevadas para obstaculizar el ingreso de productos primarios o los comodity de los países de la periferia o llamados emergentes; por ende la política errática de una estulticia humana llegando al paroxismo del ingeniero presidente piensa que los mismos le aceptaran las propuestas comerciales que llevo su comitiva. La Euro Zona subsidia a sus productores del campo como también lo hace EEUU y el excedente de las chafalonerias y productos tecnológicos obsoletos exportan en grandes containers a la periferia lo que llamaríamos las semi colonias. es menester que latino américa profundice el merco sur que en vida decía el comandante Chavez que tenemos que mirar hacia el atlántico y no como ahora lo esta haciendo los gobiernos cipayos de Michelle Bachelet, Macri ,Santo, el de Perú y cerrando con el patio trasero de EEUU, México en la famosa alianza del parifico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: