publicado por: Dissident voice de Canada


Por Stansfield Smith.- Las protestas de las cooperativas de Bolivia y su matanza del 25 de agosto de Bolivia viceministro del Interior Rodolfo Illanes nos obliga a cuestionar nuestras suposiciones acerca de las cooperativas. ¿Cuáles son las cooperativas mineras de Bolivia? La mayoría comenzó durante la Gran Depresión como mineros se unieron para trabajar en una mina común. Sin embargo, al igual que muchas cooperativas en los EE.UU. que surgió de la década de 1960, se han convertido en pequeñas empresas. Independientemente de sus intenciones iniciales, las cooperativas existentes en un entorno que rodea capitalista tiene que participar en las prácticas de negocio o pasar por debajo.

puños mineros

Las cooperativas mineras de Bolivia mismos fueron sometidos a este proceso, y se han convertido en empresas cuyos propietarios contratar mano de obra. Aproximadamente el 95% de las cooperativas mineras son trabajadores, y el 5% son propietarios. Es común que los trabajadores empleados sean temps, o contratadas como empleados nos referimos a ellos aquí. No tienen seguridad social, sin seguridad en el empleo, no hay beneficios para la salud o de jubilación.

Las cooperativas mineras hicieron diez demandas en el gobierno, y durante la segunda semana de agosto, anunciaron una huelga indefinida si el gobierno no cumplía con sus demandas, para luego añadir otro 14 a la primera 10.

Las tres demandas más importantes incluyen el rechazo de la Ley General de la Cooperativa de Minas, que garantizaba empleados cooperativas el derecho de sindicación, ya que no son cooperativos copropietarios. Los propietarios de las cooperativas no quieren que sus trabajadores representados por sindicatos.
Reuters, y la prensa corporativa, como era de esperar, afirmaron falsamente lo contrario, que los cooperativistas mineros protestaban contra el gobierno y exigieron su derecho a formar sindicatos.

Una segunda demanda fue aflojando la normativa ambiental para las cooperativas mineras.

La tercera clave fue la demanda para revocar la ley no permitir las empresas nacionales o transnacionales de asociarse en cooperativas. En la actualidad, las cooperativas tienen 31 contratos con empresas privadas, la mayoría firmado antes de la era Evo Morales.

Las cooperativas quieren el derecho a formar asociaciones con multinacionales y explotar los recursos naturales sin las leyes que protegen el medio ambiente. La apertura de las cooperativas de esta privatización iba en contra de lo que fue sometido a votación en la Constitución: “Los recursos naturales son propiedad del pueblo boliviano y serán administrados por el Estado.”

El gobierno de Evo Morales nacionalizó los recursos naturales de Bolivia en 2006. Debido a esto la participación del gobierno de los beneficios con las corporaciones de la venta de gas y otros recursos naturales ha aumentado de alrededor de 15% a 85%. Anteriormente con los gobiernos neoliberales, alrededor del 85% de los beneficios fue a corporaciones. Como resultado, el Estado boliviano ha ganado un extra de $ 31,5 mil millones hasta 2015, que se ha utilizado para desarrollar la industria, infraestructura, escuelas, hospitales y asistencia sanitaria a la población en su mayoría Pueblos original. También ha proporcionado muchos subsidios para los pobres, beneficiando a 4.8 millones de bolivianos, de una población de poco más de 10 millones de dólares. Esto ha reducido a la mitad el número de bolivianos que viven en la pobreza extrema.

Durante las protestas de las cooperativas de agosto, el gobierno de Evo Morales había declarado en repetidas ocasiones que estaba abierta al diálogo, pero señaló que no puede violar la Constitución frente a las demandas de las cooperativas, que están pensando solamente de sus ganancias personales.

El viceministro Illanes fue a reunirse con los líderes de la Fencomin, Federación de Cooperativas Mineras de las cooperativas de mineros. Fue torturado y asesinado y hasta el momento 9 han sido acusados, incluido el Presidente de Fencomin, que era un líder en las protestas violentas.

Antes de esto, boliviana de noticias de televisión de difusión de los mineros disturbios carga contra la policía, lanzando piedras e incluso cartuchos de dinamita. La policía respondió con gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. Un número de policías resultaron heridos durante las protestas. El 24 de agosto, dos mineros fueron disparados a corta distancia durante los cortes de ruta. Si la policía fueron responsables, al contravenir el orden del presidente Morales no sólo no disparar, pero no traer armas de fuego en la zona de los bloqueos de carreteras.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, dijo tras el asesinato que la cuestión de las cooperativas de la mina debe ser parte de un debate nacional. Señaló los trabajadores de las cooperativas son explotados por los propietarios, que han creado una jerarquía dentro de las organizaciones para su beneficio privado. Rada añadió: “Respetamos verdadero cooperativismo, donde todos son iguales, pero estas compañías se han convertido en empresas capitalistas semi-formales.”

Tras el asesinato del vice-ministro Illanes, Evo declaró: “Una vez más, el gobierno nacional ha aplastado un intento de golpe”. Añadió que los mineros habían planeado atrincherarse en las barricadas que habían establecido y que los documentos confiscados a las oficinas de las cooperativas mineras mencionan “derrocar al gobierno.” Él indicó que parte de la empresa privada y los propietarios de las cooperativas habían engañado a sus trabajadores.

Los EE.UU. han tratado de socavar Evo Morales, que se remonta a su primera campaña electoral. de Bolivia, el jefe de Gabinete, Juan Ramón Quintana declaró en los últimos ocho años, la Fundación Nacional para la Democracia (NED) ha financiado alrededor de 40 instituciones en Bolivia incluyendo centros económicos y sociales, fundaciones y organizaciones no gubernamentales, en una cantidad total de más de $ 10 millones. esfuerzos golpe blando de Estados Unidos llegaron a su altura durante el movimiento separatista por la rica élite blanca de la Media Luna, y durante las protestas en el TIPNIS en el año 2011.

En el otoño de 2015 los EE.UU. desarrolló el plan estratégico para Bolivia para revertir los cambios progresivos populares en Bolivia y la vuelta al orden neoliberal-neocolonial. Esto fue escrito por Carlos Alberto Montaner, un exiliado cubano contrarrevolucionario, EE.UU. congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, a cargo de la USAID para América Latina, y los líderes principales de la oposición boliviana. Un primer resultado fue la derrota del referéndum de Bolivia para permitir Evo Morales a la presidencia para un tercer mandato.

El presidente venezolano Maduro ha señalado que el golpe Dilma, el asesinato del ministro de Bolivia, son parte de un ataque imperialista contra los gobiernos progresistas de América Latina. “Es un ataque en todo el continente por las oligarquías y el ala derecha pro-imperialista contra todos los líderes, gobiernos y movimientos populares, izquierda progresista y revolucionario”, dijo Maduro. “Con Dilma en Brasil, con Evo en Bolivia, Correa en Ecuador, con Daniel en Nicaragua y con todos los pueblos y movimientos sociales de América Latina, Venezuela va a luchar por un futuro soberano, independiente, humana y popular”.

Hasta ahora, los anti-guerra de Estados Unidos, los movimientos anti-intervencionistas no han respondido fuertemente a los crecientes intentos de golpe de Estados Unidos contra los gobiernos progresistas latinoamericanos elegidos. (TRADUCCION GOOGLE)

Volver al menú

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: