pancho 21 noviembre, 2019
Explotación minera.

La Universidad de Tucumán rechazó la explotación minera de Agua Rica.

El Consejo Directivo de la UNT rechazó por unanimidad el acuerdo firmado por Yacimientos Mineros Agua de Dionisio (YMAD) con el proyecto minero de Agua Rica en Andalgalá (Catamarca).

Durante la emisión del programa “A La Hora Señalada” tuvimos la oportunidad de entrevistar, de manera telefónica a la Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán, Adela Seguí, quien nos esclareció la actualidad de la explotación minera en Andalgalá por parte de la empresa Alumbrera, sobre quién la Universidad Nacional de Tucumán ejerce su rol de contralor como ente académico para la correcta explotación ambiental de la mina y su correlato económico traducido en los correspondientes aportes que ésta debe a la Universidad.

Entre los conceptos destacados, Seguí dijo:

La empresa Alumbrera, de capitales extranjeros, ya se tendría que estar yendo de la explotación. Hace años que está en estado de cierre de mina. Hace años que para la Universidad y para el YMAD no hay utilidades. Y de un día para el otro se comenzó a hablar que YMAD se quedaba, y que este nuevo negocio sería atractivo para YMAD. Este nuevo negocio se armó para que el beneficiado sea Alumbrera, y no YMAD. Cuando terminaba el contrato y alumbrera debía retirarse, porque ya se había terminado el mineral, Ymad se convertiría en dueña de toda la infraestructura, que había costado Mil Ochocientos Millones de Dolares (USD 1.800.000.000).

Se armó una ingeniería jurídica para lograr que esta infraestructura no sea devuelta a YMAD, para que Alumbrera se convierta en titular de esa infraestructura y la ponga a disposición de otra explotación. YMAD recibiría monedas por un pago que no corresponde. Estamos hablando de una limosna para utilizar una infraestructura que tiene un valor mucho más elevado. YMAd recibiría aproximadamente 11 millones por una infraestructura que tiene un valor de 1.800 millones. Es, sin dudas, un acto de saqueo.

No se han presentado las valuaciones correspondientes. Hemos decidido formar una comisión de expertos para seguir analizando la situación, pero aquí hay una decisión tomada por el consejo superior, que es el órgano de gobierno de la Universidad que ha rechazado este acuerdo de plano. También vamos a investigar las responsabilidades a quienes les correspondía la tarea de representarnos y no han defendido un informe ambiental que la propia universidad había realizado.

En 2008 la Universidad había hecho muchos señalamientos de cuestiones a corregir para la explotación de Agua Rica. Este es un negocio ruinoso para los intereses de la universidad y nosotros tenemos una responsabilidad sobre el patrimonio y sobre la finalidad de los fondos que es una finalidad de orden público.

Acá hay intereses colectivos comprometidos con la educación superior de manera seria. Derecho que la universidad tiene para continuar ampliando sus centros de estudios de la manera que corresponde. En este ámbito se toman decisiones a las cuales uno, como representante de un espacio académico público no puede ausentarse.

La Voz de la Universidad Nacional debe ser escuchada!

Click en Play para escuchar entrevista:

Programa emitido el 21/11/2019

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: