El Neo – Malthusianismo: ¿Nueva Justificación para la Hegemonía Internacional del Sistema Capitalista? – La Integración Latinoamericana como Opción y Alternativa Viable – El Resurgir del Ethos Cultural de América Latina.

Curvas Malthus

Malthusianismo – Definición Conceptual e Implicancias.

smith-ricardo-malthus

Se da el nombre de malthusianismo o maltusianismo a la teoría demográfica, económica y sociopolítica, desarrollada por Malthus durante la revolución industrial, según la cual la capacidad de crecimiento de la población responde a una progresión geométrica, mientras que el ritmo de aumento de los recursos para su supervivencia sólo lo puede hacer en progresión aritmética. Según esta hipótesis, de no intervenir obstáculos represivos (guerras, pestes, etc.), el nacimiento de nuevos seres mantiene la población en el límite permitido por los medios de subsistencia, en el hambre y en la pobreza.

Tomando como piedra angular el principio fundante del maltusianismo, en el que el Estado debe desinteresarse de una ley insoslayable e inexorable como son las epidemias y las guerras, en cuanto argumentación principal para la intervención militar en las semi – colonias de las grandes potencias hegemónicas internacionales, y teniendo en cuenta que su principal estudio (Thomas Malthus) fue el Ensayo sobre el Principio de la Población (1798), en el que afirmaba que la población tiende a crecer en progresión geométrica, mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética, por lo que la población se encuentra siempre limitada por los medios de subsistencia, podemos extraer las siguientes conclusiones del malthusianismo, no sólo como una de las principales fuentes de inspiración para la vigencia del imperialismo actual sino también como consonancia de sus variantes correlativas como lo es el darwinismo social, eje sociológico del abrevadero teórico que da sustento al capitalismo en su máxima expresión, como lo es el capitalismo financiero.-

Ensayo sobre el Principio de la Población

Planteamiento del Problema

En el capítulo I del Libro Primero sobre los obstáculos que se han puesto al aumento de la población señala Malthus que:

Mas en el hombre los efectos de éste obstáculo (límites naturales de espacio y alimento) son muy complicados; guiados por el mismo instinto, le detiene la voz de la razón que le inspira el temor de ver a sus hijos con necesidades que no podrá satisfacer. Si cede a este justo temor es muchas veces por virtud. Si por el contrario le arrastra su instinto, la población crece más que los medios de subsistencia.

Y más adelante indica la progresión de la población (geométricamente) y la de los alimentos (aritméticamente).

Cuando no lo impide ningún obstáculo, la población va doblando cada 25 años, creciendo de período de período, en una progresión geométrica.

Los medios de subsistencia, en las circunstancias más favorables, no se aumentan sino en una progresión aritmética.

Para demostrar que la población tiene la capacidad de doblarse cada 25 años, pone como ejemplo el crecimiento de la población en Estados Unidos durante el siglo XVIII, donde gracias a los matrimonios precoces y a la abundancia de los recursos alimenticios, no hay restricciones a la fuerza natural de expansión de la población.

Después de guerras o epidemias, con mortalidades muy altas en una región determinada, la población que sobrevive se encuentra con una relativa abundancia de recursos alimentarios. La capacidad de crecimiento de la población en condiciones favorables, hace que la población original se recupere en un corto periodo de tiempo.-

Proposiciones Fundamentales.

Malthus condensa en tres proposiciones fundamentales el contenido básico de su libro:

1 – La población está limitada necesariamente por los medios de subsistencia.

2 – La población crece invariablemente siempre que crecen los medios de subsistencia, a menos que lo impidan obstáculos poderosos y manifiestos.

3 – La fuerza superior de crecimiento de la población no puede ser frenada sin producir.-

A qué se dedican los 7.000 millones de habitantes del planeta

Las Críticas a Malthus – Críticas desde el Marxismo.

Karl Marx, en una nota de El Capital, expone una de las primeras críticas a la teoría malthusiana. Marx considera la teoría demográfica de Malthus como un plagio superficial de autores tan distintos como Daniel Defoe, Benjamin Franklin, Alfred Russel Wallace y otros. Marx defiende, frente a Malthus, que el progreso en la ciencia y la tecnología permitirán el crecimiento exponencial de los recursos.-

Desigualdad y Pobreza.

Malthus entendía que los pobres se multiplicaban, presas del instinto de reproducción, aún en condiciones de miseria, entre otras cosas por su irresponsabilidad, fomentada, entendía Malthus, por las leyes de pobre inglesas que para Malthus suponían una liberación de la restricción moral y finalmente una carga innecesaria para el estado en forma de ayudas a padres e hijos que suponían costes innecesarios.

Malthus estableció una relación importante entre población y riqueza (alimentos y otros bienes necesarios para la vida) pero mantuvo esa idea básica como constituyente inexorable de una sociedad desigual, donde unos ricos privilegiados no necesitaban una población excesiva si ésta podía ocasionarles gastos en forma de impuestos. En este sentido Malthus proporcionaba buena conciencia a las clases dominantes -la imprevisión de los pobres y su situación es responsabilidad exclusiva de ellos mismos- y fortalecía el orden social existente.

Una de las citas más renombradas de Malthus es la siguiente:

Un hombre que nace en un mundo ya ocupado, si sus padres no pueden alimentarlo y si la sociedad no necesita su trabajo, no tiene ningún derecho a reclamar ni la más pequeña porción de alimento (de hecho, ese hombre sobra). En el gran banquete de la Naturaleza no se le ha reservado ningún cubierto. La naturaleza le ordena irse y no tarda mucho en cumplir su amenaza.

En otra versión:

El hombre que nace en un mundo ya ocupado no tiene derecho alguno a reclamar una parte cualquiera de alimentación y está de más en el mundo. En el gran banquete de la naturaleza no hay cubierto para él. La naturaleza le exige que se vaya, y no tardará en ejecutar ella misma tal orden.

Sin embargo, aboga por disminuir en todo lo posible la desigualdad económica entre clases sociales. A lo largo del ensayo sobre la población, clama en numerosas ocasiones por medidas económicas encaminadas al aumento de la producción agrícola como único medio para aumentar la “riqueza de las naciones”, que él mismo considera indisociable de un incremento en la felicidad de la población y en concreto en la mejora de la situación de las clases más desfavorecidas.

Malthus defiende en última instancia que, a pesar de que sea inevitable que una parte de la sociedad viva en la miseria, se reduzcan las desigualdades económicas mediante el crecimiento de las clases medias. Para simplificar su posición a este respecto utiliza la metáfora de un comerciante de madera que desea explotar la madera de un roble, donde éste representa la sociedad:

Las partes más valiosas de un roble […] no son ni las raíces ni las ramas, y, sin embargo, éstas son indispensables para la existencia del tronco que se halla en el centro y es la parte deseada. El negociante en madera no pretenderá nunca […] un roble sin raíces ni ramas, pero si encontrase alguna forma de cultivo que le permitiese aumentar […] el tronco y disminuir […] raíces y ramas, tendría razón para esforzarse por generalizar su aplicación. En igual modo, aun cuando no podemos pretender excluir la riqueza y la pobreza de la sociedad, si encontráramos una forma de gobierno que permitiese disminuir el número de personas de las zonas extremas y aumentar el de la zona media, tendríamos, sin duda, la obligación de adoptarla.-

Previsiones “Erróneas”.

Thomas Malthus afirmó en 1798 en su Ensayo sobre los Principios de la Población que pese a al progreso notable de la tecnología agrícola y de la producción de alimentos, el crecimiento de la población neutralizaría este progreso y una parte importante de la humanidad permanecería siempre en la miseria y el hambre. Los métodos anticonceptivos y el control de la natalidad, han limitado el crecimiento de la población en los países desarrollados, de manera que la producción de alimentos ha sobrepasado el nivel necesario y la población ha abandonado la miseria y el hambre. Aunque su predicción aplica a todo el mundo subdesarrollado.-

El Neomalthusianismo: Lucero Teórico del Neocolonialismo.

El neomalthusianismo es una teoría demográfica, social y poblacional que considera el exceso de población de las clases pobres u obreras como un problema para su calidad de vida. El neomalthusianismo nace a finales del siglo XIX, inspirado en los movimientos revolucionarios del anarquismo socialista y de otras formas de socialismo, recoge en parte la teoría poblacional de Thomas Malthus (la población crece más que los recursos y puede producirse una catástrofe malthusiana o sobrepoblación, de ahí su nombre), pero, a diferencia del malthusianismo, considera el problema desde una perspectiva sobre la reducción de la calidad de vida de la numerosas personas pobres (y en el caso del neomalthusianismo más politizado, sus posibilidades de una revolución) y no como un problema de exceso de población subsidiada que afectaría, según Malthus, al Estado y por esa vía a la estabilidad del orden social y sus élites.

Para el neomalthusianismo el problema es el exceso de familias numerosas y la reproducción ilimitada de las clases pobres que las condena a la miseria. Para su solución, proponen la toma de conciencia social e individual de la necesidad de la procreación limitada o procreación consciente del proletariado, la separación entre sexualidad y reproducción, la defensa de la maternidad libre, la liberación femenina, la libertad sexual, la promoción de la planificación familiar, el cuidado de los niños así como el uso y difusión de métodos anticonceptivos artificiales.

A diferencia del neomalthusianismo, Thomas Malthus proponía, para solucionar el problema económico que le producía al estado el exceso de población, obstáculos represivos: represión sexual, castidad, retraso del matrimonio así como la inevitable aparición de obstáculos destructivos: hambrunas, epidemias y guerras.

Aunque el neomalthusianismo remite a la corriente ideológica aparecida a mediados del siglo XIX en Estados Unidos e Inglaterra y difundida en Francia -donde tuvo gran auge-, España, Portugal y otros países latinoamericanos asociada al movimiento obrero, puede entenderse, en un sentido muy amplio, como posiciones neomalthusianas aquellas que manifiestan la desproporción de la población en relación con la capacidad del planeta para producir recursos y en general aquellas que proponen, a partir de mediados del siglo XX, contener la población mundial.

El neomalthusianismo estuvo muy asociado a la eugenesia, y gozó de cierta popularidad hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial, momento en el que se asoció algunas de estas ideas al fascismo – una ideología también de base obrera – especialmente por el discurso racial nazi. En la segunda mitad del siglo XX reaparecen posiciones neomalthusianas (en parte provocadas por el auge demográfico de países como China e India) que empezarían a hablar problemas globales de superpoblación. Carente del marcado discurso obrerista del antiguo neomalthusianismo, esta nueva ola neomalthusiana será una fuente de argumentos supuestamente científicos para movimientos de clase media de países desarrollados como el ecologismo.-

Diferencias entre Malthusianismo y Neomalthusianismo.

Según los defensores del neomalthusianismo, desde la publicación por Malthus en 1798 del Ensayo sobre la Población las teoría malthusianas sirvieron a sectores de la burguesía empresarial, a la Iglesia Católica y a los diferentes Estados para justificar la inevitabilidad de la desigualdad social del proletariado – los proveedores de prole – (algo similar ocurrió con el darwinismo social, una interpretación del libro de biología “El Origen de las Especies” de Charles Darwin). Desde finales del siglo XIX el neomalthusianismo, utilizando en parte los argumentos malthusianos, servirán a sectores del llamado movimiento obrero para argumentar en contra de esa inevitable desigualdad social provocada, según ellos, por la existencia de familias muy numerosas abocadas a la miseria.

El neomalthusianismo llevó a cabo una de las primeras reflexiones demográficas sobre las consecuencias de la procreación ilimitada y sin control en un contexto de escasos recursos (escasez de trabajo, bajos salarios, encarecimiento de los alimentos), apostando por la restricción de la natalidad obrera de manera consciente. El neomalthusianismo surge en el contexto de la revolución industrial, donde la población se hace cada vez más urbana, y donde las condiciones de vida y laborales de las clases bajas y pobres (proletariado) son profundamente míseras. El control de la población se ve como la solución para reducir la miseria de las familias numerosas pobres y un mecanismo para permitir la emancipación de la mujer.

En este sentido el educador francés Paul Robin definirá el neomalthusianismo como:

Medio de combatir la pobreza mediante la limitación de los nacimientos hasta que existan las condiciones idóneas que garanticen para los futuros hijos de los obreros una buena educación, una buena organización social y un buen nacimiento.

El neomalthusianismo clásico pretendía resolver principalmente el problema de la miseria de las familias numerosas pobres y la necesidad de promover la procreación consciente y la difusión de métodos anticonceptivos. En ocasiones el neomalthusiano contenía principios que hoy llamaríamos ambientalistas (los recursos eran escasos para una población en aumento y era necesaria verdadera armonía humana con el medio natural) feministas – emancipación de la mujer, en condiciones de igualdad con el hombre, maternidad libre y catastrofistas (un aumento ilimitado de la población abocaba al caos social, a la miseria y a la guerra).

En el mundo que estamos viviendo con un caos permanente producto del capitalismo imperialista, donde las mayores expresiones del mismo se dan en distintos escenarios del planeta o mundo globalizado. En este escenario macabro y siniestro es en el que se encuentra la humanidad después de la caída del Muro de Berlín y la implosión de la URSS, entro de una manera triunfante el capitalismo transnacional financiero llevando la buena nueva de que todos seriamos felices e iguales.

Con las invasiones a medio oriente, el cercamiento de la gran Rusia de los Romanov a través de la OTAN y sus aliados; la creación del terrorismo internacional instrumentados y solventados por el imperio, la recesión de la economía China y el debacle de la Euro Zona y sus implicancias de la oleada de refugiados y migraciones de los países que son víctimas del terrorismo imperial y en particular los procesos contra revolucionarios en nuestra américa latina morena. Nos muestra a las claras que estamos en presencia de lo mencionado o expresado anteriormente, produciendo lo que los griegos llamaban caos (mundo en desorden) y que estos para poder encontrarle un sentido y un orden le llamo Cosmo (mundo ordenado). Dicho esto la democracia griega no se basaba en ese mundo ideal llamado Cosmo solo servía para una minoría que gozaba de la democracia ante el sometimiento de miles de esclavos que servían de soporte para gozar de ese mundo ordenado.

A modo de reflexión el mundo periférico está llamado a transformar la historia y no a desarrollar teorías interpretativas del mismo, tarea que tendrá que emprender los explotados o como daría Fran Fanón en Los Condenado de la Tierra. Karl Marx diría “sembré dragones y coseche pulgas”.

Ricardo Solohaga- Jorge Reales

Mesa provincial “Severo Chumbita”El Neo – Malthusianismo: ¿Nueva Justificación para la Hegemonía Internacional del Sistema Capitalista? – La Integración Latinoamericana como Opción y Alternativa Viable – El Resurgir del Ethos Cultural de América Latina.

Volver al meú

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: